• Login
  • Register

Haciendo un poco de historia  como a mí me gusta, vale la pena recordar en  estos momentos, el origen de los cursos Nacionales.

Con la irrupción de árbitros del interior en los principales torneos del Fútbol Argentino, allá por el año 1989, entre A.F.A y S.A.D.R.A, de reciente fundación, se llegó a la conclusión de que sería una buena iniciativa realizar un curso de capacitación para los árbitros representados por S.A.D.R.A , a efectos de afianzar sus conocimientos y nivelarlos desde todo punto vista con los árbitros capitalinos, de esa manera se impulsó el primer Curso Nacional en 1990, cursos que se repetirían años  tras años,  hasta el presente .

Cuando  en el año 2005, comencé a desempeñar funciones en el GREMIO, entre otras tareas, debía colaborar con los cursos en cuestión.

Por esos tiempos los cursos completos (1 ° y 2 ° año) se desarrollaban en distintas SEDES del interior del país, por citar algunas; TANDIL, OLAVARRIA, VLLA MARIA, ROSARIO, CORDOBA, TUCUMAN, CORRIENTES, SANTA FE, ETC.

Advertí por parte de los cursantes cierta curiosidad con respecto a la organización y planificación de dichos cursos,  como así también acerca de las funciones del Consejo Federal del Fútbol, en temas tales cómo designaciones para los torneos del interior, cómo se los observaba en sus actuaciones arbitrales, cuál era la participación del GREMIO y un sin fin de preguntas acerca de cómo se definiría el futuro de sus carreras.

Atento a lo precedentemente mencionado, transmití la inquietud a mis pares y en especial al Sec. General Dr. Guillermo E. Marconi. De esas conversaciones surgió la posibilidad de realizar el segundo año de esos cursos en C.A.B.A, considerando entre otros aspectos los siguientes puntos:

  • Se lograrían vínculos de compañerismo y amistad entre árbitros de distintos ámbitos del país, resultando que cuando alguno de ellos actuara en otros lugares, tendría colegas que los apoyarían y acompañarían en el desempeño de sus tareas.
  • Desarrollar el sentido de identidad y pertenencia, con respecto al GREMIO que los representa y a la ASOCIACIÓN DEL FÚTBOL
  • Despegar de sus lugares de origen, conocer la Capital de todos los argentinos, descubrir la misma, sentirla como propia, es de destacar que muchos de los cursantes y por ese motivo por primera vez llegaban a la Capital Federal.  Para el habitante porteño hay un sinfín de cosas que son comunes y habituales, pero no lo son para la gente del interior, y eso también hace a la formación cultural del individuo.

En lo referente a sus actividad, fue pisar por primera vez el GREMIO  que es su  casa, alojarse algunos en el mismo lugar  y recibir las clases en sus propio  edificio, conocer la A.F.A, el predio de EZEIZA, es decir hacer realidad lo que mucho habían imaginado.

  • Nos permitiría saber sus preocupaciones, sus falencias, capacidades y conocernos cara a cara con cada uno de ellos, y a los profesores evaluarlos y capacitarlos en todos los aspectos, técnicos y éticos.

Esos fueron los principales elementos que se consideraron para realizar aquí en C.A.B.A,  el 2° año del Curso Nacional, además se les brindó la cobertura médica a través de nuestra OBRA SOCIAL , además  de tener a nuestro cargo, los almuerzos correspondientes a cada día de clase.

Desde que se implementaron los cursos, fueron organizados de común acuerdo entre el GREMIO Y A.F.A, determinando SEDES, según la cantidad de inscriptos por zonas y teniendo en cuenta la infraestructura disponible para concretar los mismos.

Lamentablemente este año se interrumpió la continuidad del 2 ° año del Curso Nacional 2018/2019, por cuánto en forma unilateral el Consejo Federal, determinó  que las practicas  de campo correspondientes al primer módulo, se llevaran a cabo en el predio de Asociación Argentina de Árbitros  (A.A.A), que no representa a  los árbitros del interior.

Por primera vez en años, el consejo Federal no coordinó con S.A.D.R.A, las SEDES para el  desarrollo del 2° año de Curso Nacional, pese a que S.A.D.R.A, tenía previstos los lugares para lograr ese cometido.

La solución para la continuidad del curso está en manos del  Consejo Federal, si reprograma las SEDES en conjunto con S.A.D.R.A, tal como lo determinó la justicia en el fallo del 8 de mayo del corriente año, pronunciada por la Juez de   la Nación Dra. BEATRIZ ETHEL FERDMAN.

Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Autor:  Norberto Wollkopf –  Sec. Gral. Capital